“Resonancias desde el jardín de las Delicias”, Museo de Arte Carrillo Gil

RESONANCIAS DESDE EL JARDÍN DE LAS DELICIAS. UNA EXPERIENCIA AURAL Y DE ENTROPÍA.

 

Alejandro Fournier

 

Proyecto a partir del pretexto histórico que trazan tanto la figura de Hieronymus Bosch y su pintura El jardín de las delicias en la conmemoración de 500 años de la muerte del artista y un paralelo cronológico relacionado con esa obra icónica. Muestra colectiva que concertará obras configuradas por el modelo que fusiona estructuras propias del arte visual, el ejercicio escultórico, la composición instalativa, o la acción performativa, con dispositivos para la proyección de sonidos, o de “otra” música, echando mano de soportes de nueva tecnología en la maniobra acústica y en la práctica interdisciplinaria.

Cita para la ubicación del género arte sonoro en el Museo de Arte Carrillo Gil, confirmando así la puntual reflexión institucional de ese paradigma creativo que ha encontrado en México reverberaciones fascinantes, intereses escrupulosos, y repercusiones de alto calibre en los planos de la imaginación, la invención y la divulgación de su forma.

Igual para entablar un diálogo entre un acontecimiento histórico y un hito de la cultura universal (la pintura El Jardín de las Delicias, cuya fecha de creación desconocemos) y el arte contemporáneo con el precepto sonoplástico que imaginativamente se desenvuelve dentro del territorio nacional como un boom.

Encuentro extraordinario que estimulará reflexiones sobre una exuberante obra -cargada de enigmas y acentos de oscuridad- que aún hoy resulta deslumbrante, provocadora, e incluso vigente en el horizonte de una planeta inyectado por entropía: esa que se concibe como una medida del desorden o la “peculiaridad de ciertas combinaciones”, o también considerada como una medida de la incertidumbre que relaciona el principio y el fin humano, la incontinencia migratoria, el desborde de la desinformación, la locura fundamentalista, el nihilismo o la resignación, así como el estallido simbólico y de la imaginación humana, cuestionablemente eterna.

Curador: Guillermo Santamarina

Artistas participantes

Iván Abreu, Roberto Arcaute, María Antonia González Valerio, Manuel Rocha Iturbide, Gabriel Kuri, Daniel Lara, Alfredo Martínez, Manrico Montero, Tito Rivas, Vicente Rojo Cama, Ángel Sánchez, Juan Pablo Villegas, Jessica Wozny, Andrés Aguilar, Miguel Cortés Solano, Alejandro Fournier, Enrique Lanz, Cristian Manzutto, Manuel Mathar, Nicolás Pereda, Adriana Salazar, Joaquín Segura, Ernesto Walker y Los Lichis.